viernes, 20 de mayo de 2016

EL DUENDE LECTOR


Aquel domingo de abril yo fui con mi abuelo a buscar espárragos. Cuando fui a arrancar uno se me apareció un duende y me dijo que le gustaba mucho leer. El duende nos llevó a su sitio favorito, la biblioteca. Allí había muchos libros, pero muy pequeños. Un día en la biblioteca había una niña que no le gustaba nada leer. Estaba rompiendo todos los libros que veía. Así que los duendes llamaron a la policía, cogieron a la niña y la convencieron para que leyera mucho y así aprendería muchas cosas. Desde entonces los duendes vivieron muy felices.
Así es como me empezó a gustar la lectura, ya que ahora me gusta mucho leer.
Imanol García Martín.



No hay comentarios:

Publicar un comentario